Connect with us
megacity

Emprender

Ampliación de la garantía del producto, que ayudará a tomar medidas, reducir el impacto medioambiental.

El gobierno español acaba de aprobar cambios a la ley del consumidor

El período de garantía es de 2 a 3 años y el fabricante debe reparar las piezas durante 10 años.

La empresa de tecnología del mercado de accesorios ANOVO explica cómo las nuevas regulaciones afectan a los consumidores

El gobierno español acaba de aprobar una modificación a la Ley del Consumidor, que entrará en vigor el 1 de enero de 2022. Según la nueva normativa, todos los productos comprados en España están cubiertos por una garantía de tres años, en lugar de la garantía actual de dos años, los fabricantes exigirán que las piezas se reparen durante diez años en lugar de los cinco años hasta ahora.

Según la SAT oficial ANOVO, utilizar el medio ambiente como principal beneficio es una medida, ya que esta ampliación hará que los equipos duren más.

Actualmente, después de una garantía de 2 años, el equipo que se repara con más frecuencia es el equipo de alta gama. Por otro lado, los usuarios con equipos más baratos preferirían comprar equipos nuevos dos años después que apostar por las reparaciones, ya que esto generalmente no les compensa por las reparaciones.

Al extender el período a tres años, se espera que aumente la necesidad de mantenimiento, principalmente en países que aún no lo han hecho, lo que prolongará la vida útil de los equipos y, por lo tanto, el impacto en el medio ambiente será menor.

En este sentido, como explica ANOVO, los usuarios podrán utilizar sus dispositivos durante un tiempo prolongado, lo que ahorra dinero en el bolsillo y brinda una mayor comodidad para quienes no quieren cambiar de dispositivo con frecuencia.

Leer condiciones de uso

Recuerdan desde ANOVO que bajo la nueva ley, todavía hay incidentes fuera de la garantía del fabricante. Por ello, es muy importante que los usuarios lean las condiciones de uso y presten especial atención a las limitaciones y exclusiones de cada fabricante.

Al mismo tiempo, los consumidores deben considerar los servicios técnicos oficiales para reparar sus equipos. La garantía original solo se puede conservar si se utiliza el SAT aprobado por el fabricante para las reparaciones. Si el usuario lleva el dispositivo a un centro no oficial, se perderá la garantía de 3 años. Según el CEO de ANOVO, José García Martínez, “esta medida beneficia a todas las partes. Al medioambiente, por supuesto, ya que contribuirá a alargar la vida útil de los dispositivos y a que se genere menos basura tecnológica; los usuarios van a poder sacarle un mayor partido a sus equipos; los fabricantes pueden no notar mucha repercusión, ya que hay que tener en cuenta que los dispositivos cada vez tienen mejor calidad y fallan menos; posiblemente, el aumento de las reparaciones podría repercutir en nuevas oportunidades de empleo; y desde los SATS oficiales como ANOVO seguiremos trabajando como hasta ahora para dar una segunda vida a la tecnología”.

Más Emprender