Connect with us

Recursos humanos

Consigue que tu atención telefónica destaque del resto

El secreto de una venta no sólo está en el precio del producto o servicio ofertado. Los datos demuestran que son muchas las empresas que pierden clientes por una mala atención. Para que esto no llegue a suceder, te proponemos una serie de consejos para lograr que la comunicación telefónica con tus clientes sea buena, rápida y efectiva.

#1. Da la bienvenida

Uno de los aspectos fundamentales a la hora de establecer una llamada telefónica con el clientes es el saludo inicial. Son las primeras palabras que el comprador va a recibir de la empresa y, por lo tanto, se debe indicar el nombre del interlocutor y la empresa con la que se habla.

#2. Vigila tu tono

La entonación de la voz es clave para que la conversación sea fluida. Una entonación muy baja puede ocasionar que el receptor de la llamada no escuche, y una entonación muy alta, podría dar la sensación de que se le está gritando. Hay que buscar un punto medio.

#3. Sonríe

Aunque en una llamada, la persona que está al otro lado del teléfono, no puede ver qué gesto estás manteniendo, mantener una sonrisa hace que el tono que se mantenga sea cordial y agradable para el ciente.

#4. Demuestra interés

Si el cliente se ha puesto en contacto con la empresa, en este caso, por vía telefónica es porque tiene alguna duda o problema respecto a algún servicio o producto. Una actitud resolutiva es clave, por eso se ha de mostrar al cliente interés y capacidad para resolver el problema, consultar toda la información que sea necesaria e indicarle todo lo que puede ser de su interés. Hay que mostrarle que su opinión es importante para nuestro negocio.

#5. Dedicación exclusiva

La dedicación ha de ser exclusiva, por eso es aconsejable que la empresa cuente con una persona que se encargue de estas funciones para que, llegado el momento, lo hago lo mejor posible para que el cliente quede satisfecho.

#6. Controla tu vocabulario

Controlar las palabras ha de ser clave. Utilizar palabras positivas denota buena imagen y evita malas interpretaciones.

#7. Sé paciente

Hay que aprender a tratar con clientes descontentos porque siempre habrá alguno que llame porque se encuentra insatisfecho por algo, intentando llevarlo todo de la mejor manera, sin caer en provocaciones e intentando darle soluciones reales (y sin mentiras).

#8. Toma nota

Una vez que se recibe información del cliente es aconsejable tomar nota de ello. Aunque el problema se haya resuelto se debe elaborar un informe. En el caso de que no hayamos dado con la solución, se ha de anotar para saber qué hacer con ella y buscar una solución en un periodo de tiempo lo más breve posible.

 

Por último, a la hora de despedirse de un cliente, se ha de mantener la cordialidad hasta el último instante previo a la finalización de la llamada para asegurarnos que el cliente queda satisfecho de principio a fin. A nadie le gusta esperar. La atención debe ser eficiente. Esto no implica hacer todo de forma inmediata, pero sí valorar su tiempo. Lo bueno, si es breve, dos veces bueno.

Click para comentar

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más Recursos humanos

Este sitio web utiliza cookies PHP para mantener la sesión del navegador y cookies de terceros (Google Analytics) para realizar tareas de analítica de visitas. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies