Connect with us
megacity

Noticias

Más del 80% de las pymes no implementará el teletrabajo como forma habitual de trabajar cuando se vuelva a la normalidad

El Big Data está revolucionando la experiencia del teletrabajo y las políticas de empresa donde el empleado es el centro de atención están cobrando gran importancia.

Cuando la pandemia por COVID-19 haya finalizado se recordará como un momento decisivo en la historia de las organizaciones, porque ha puesto sobre las cuerdas a las formas de trabajo más habituales y tradicionales y ha hecho que se tengan que trasladar las oficinas a casa. La vuelta paulatina a la oficina en España está siendo un camino lento y costoso. El proceso de recuperación avanza muy poco a poco y las pymes deben establecer nuevas políticas para equilibrar el teletrabajo y el presencial.

Trabajar desde casa no solo beneficia a los empleados si no a las empresas también. El último estudio de Sage muestra que el 15% de las empresas aumentará aún más el teletrabajo, en contra el estereotipo que hay de que en casa no se lleva el mismo ritmo o la productividad baja. Aún así, existen inconvenientes que se deben prestar atención antes de decidir aumentar el teletrabajo.

Las personas que trabajan desde casa pueden sentirse desconectados de la empresa, aislados y desatendidos cuando necesitan ayuda o colaboración. Por eso, este puede ser un factor clave ya que la retención del talento puede verse afectada, así como la productividad que, en ciertos momentos, puede disminuir ya que pueden enfrentarse a tareas en las que antes tenían ayuda en la oficina y tardan más tiempo en resolverlas.

Esta nueva forma de trabajar es compatible con las necesidades de la empresa y el potencial de esta. Por eso, antes de que los trabajadores se trasladen a su casa para trabajar, se debe tener una infraestructura de datos integrada de gran calidad y unas políticas de empresa centradas en los empleados. Otro punto clave a tener en cuenta es la digitalización aplicada a los ámbitos socioeconómicos para seguir con normalidad la actividad económica de la empresa.

Para servir de ayuda a los empleados en el teletrabajo, RRHH necesita tener un acceso total a la información de los trabajadores y así poder entender las necesidades a tiempo real. Por este motivo utilizar herramientas en la nube que permitan integrar todos los datos puede ser la base para tomar las mejores decisiones posibles. Los sistemas en la nube proporcionan un ecosistema simplificado para RRHH para que obtengan una visión 360 de todos los datos de las nominas, el desempeño y la compensación.

Las empresas obtienen una gran cantidad de datos si se almacenan en la nube y por eso, a veces, es difícil tomar decisiones ya que gestionar los datos no es tan fácil como parece.

Antes del coronavirus la experiencia de trabajo era una de las mayores prioridades de las empresas y esto no puede cambiar ahora. Los lideres no pueden olvidarse de este apartado y se deben proporcionar experiencias laborales excepcionales poniendo a las personas en el centro de la organización.

Carles Ransanz, vicepresidente de pymes de Sage, afirma que al principio de la pandemia las empresas tuvieron, en la mayoría de los casos, cesar su actividad y tomar decisiones basadas en datos obsoletos. Se tomaron malas decisiones y las actualizaciones se tuvieron que hacer a mano. Los nuevos trabajadores en remoto se vieron en medio de la nada, sintiéndose perdidos y no siempre capaces de realizar su trabajo. Desde Sage se han comprometido con las pymes para que éstas tengan la capacidad de estar preparadas para ofrecer a los trabajadores el equipo necesario para llevar a cabo su jornada laboral, así como el acompañamiento en el proceso de digitalización de los negocios.

Click para comentar

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más Noticias