Connect with us

Finanzas y legal

Una buena gestión de la tesorería… mucho más que una necesidad

tesoreria

La gestión de la tesorería es una necesidad real para todas las empresas. Sobre todo, para aquellas que se encuentran en su fase inicial de crecimiento. ¿El motivo? Que resulta imprescindible tener en cuenta una serie de indicadores para saber qué camino es mejor tomar.

#1. La capacidad para generar cash

Es un hecho vital. Además, resulta preciso controlar el flujo de caja diario. Y es que hacer previsiones de caja para controlar y ajustar la estrategia de la empresa de forma periódica es realmente importantes. Estos pronósticos favorecen al gestor de la compañía poder ver los futuros problemas de tesorería

#2. Otras claves para predecir el porvenir de la empresa y hacer un plan de tesorería adecuado

Se empieza por controlar la posición. Se trata del punto de partida necesario para lograr una buena gestión. Es decir, disponer de una visión clara de los saldos previstos para empezar a realizar los pagos. Siempre con un margen amplio ante la toma de decisiones de financiación.

#3. La importancia de elaborar un buen presupuesto

Imprescindible para lograr cuantificar los medios disponibles por la compañía. Con el objetivo último de alcanzar sus objetivos, identificando posibles desviaciones. También para tomar las medidas oportunas. Una hoja de ruta debe elaborarse a partir de los presupuestos que efectúe cada área de negocio. Resulta vital hacerlo con la mayor precisión que sea posible.

#4. Ganas de aprender a negociar

Otra de las claves en la gestión eficiente de la tesorería recae en la negociación con clientes. Pero también con proveedores, entidades financieras u otras áreas de la propia compañía. Siempre teniendo presente el equilibrio entre pérdidas y ganancias como objetivo final.

#5. El poder que otorga anticiparse a los riesgos

Sin duda, una variable inevitable en la gestión de la tesorería. Hay que tener en cuenta todos los escenarios posibles, teniendo siempre un “Plan B” para amoldarse a las necesidades repentinas.

#6. Innovar, innovar e innovar

Sin lugar a dudas, el mundo financiero se encuentra en constante movimiento y evolución. Como consecuencia, mejor siempre estar pendiente a las novedades que surgen diariamente.

Más Finanzas y legal